Microeditoriales01: Carmot y Decordel

¿Por qué microeditoriales?
Estos últimos años han surgido nuevas editoriales que no tienen, por el momento, ganas de ser enormes sellos que fagociten a todo lo que haya cerca, sino que prefieren ser más selectivas y por lo tanto tienen menos presencia en los medios. Esta es mi situación como Distinta Tinta y por eso quiero darles un rinconcito en estas ondas de DoFaRadio, porque juntas tendremos más voz y si una crece, las demás crecerán.
Casi las llamaría nanoeditoriales porque, mientras que las microeditoriales eran de tres-cuatro editores, las nanoeditoriales apenas son de una o dos personas.

Las dos nanoeditoriales de las que hablo hoy son: Carmot y Decordel.

  • Decordel
    Nace para publicar ensayo y perspectiva social, su nombre procede de la manera de vender literatura popular en la calle colgando los cuadernillos de cuerdas desde el siglo XV al XIX.
    De ellos quiero recomendar dos libros La burbuja del empredimiento y Barrionalismo, el primero, de Luis de la Cruz Salanova, reflexiona sobre este presente y futuro que se puede aplicar a las microeditoriales, además de a los repartidores de glovo, las startup y la tienda de la esquina; el segundo, escrito por José Manuel Martínez Bedia, son microensayos sobre la ciudad desde el individuo y el colectivo, algo que la propia universidad debería tener en cuenta al recordar sus 90 años.

  • Carmot
    Tiene apenas dos años, publica libros de narrativa conteporánea inconformista, con nuevas voces y maneras de narrar los temas actuales con los que se indentifican los lectores.
    Recomiendo Olivia, clásico de la literatura inglesa que inspiró la novela Llámame por tu nombre; fue la única novela de Dorothy Strachey donde relata la vida de Olivia, una joven inglesa en un internado francés en el que hay una secreta relación entre las directoras y una rivalidad por conquistar a las alumnas. Y otro texto interesante es el de RG Wittener Monozuki la chica zorro una novela de aventuras con toques de fantasía greenpunk ambientada en Japón, una historia con claras influencias de Verne, Salgari, Diana Wynne y Michael Ende.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s